lunes, 28 de julio de 2014

Entrevista de Roger Federer para el periódico español "El País".


Saludos amigos/as.

Al igual que nuestro querido Roger, nosotros también decidimos tomarnos unos dias de vacaciones antes de conectar nuevamente con el tenis que volverá dentro de una semana en el Masters 1000 de Toronto (Canadá).

Hace dias, Roger Federer concedió una entrevista para el periódico español "El País", la cual algunos ya habrán leído, aunque la adjuntaré para los lectores que no hayan tenido ocasión de haberla leído.

En la entrevista, Roger habla sobre gustos personales, familia, el tenis actual, etc. Es una entrevista corta pero muy interesante, disfruténla:

–¿No se cansa de parecer tan perfecto?
–Siento cero presión al respecto. Soy lo que soy. Puede que la gente piense que soy el chico perfecto, pero no lo soy en absoluto. Tengo mis problemas, meto muchas veces la pata y aprendo de ello. Estoy orgulloso de representar bien al tenis y de ser la imagen de grandes marcas. Y disfruto haciéndolo. Si no tuviera esta sensación, te aseguro que lo dejaría todo. Llegado a este punto de mi vida, necesito hacer cosas que realmente me gusten. No intento pulir una imagen perfecta, mejor de la que la prensa y la gente creen que tengo. Es cierto que soy educado y respetuoso y trato de ser un ejemplo para los niños. Pero si eso te hace pensar que parezco el chico perfecto, la verdad es que no lo soy en absoluto.
–¿Se siente como el último exponente de la elegancia en el tenis mundial?
–Yo no diría eso. Pero es cierto que mirando atrás en el tiempo, hacia cómo era este deporte hace 50 años o 25, cuando llegué a competir contra Sampras, quien empezó en los ochenta y noventa, me siento más cerca de aquellos tipos que jugaban de manera muy clásica, muy tradicional. Hoy todos son igualmente fuertes. En el saque, en la red, en el fondo, en los movimientos… El tenis se ha convertido más en un deporte de movimiento que de disparos y talento. Es más el trabajo que el talento lo que te lleva hoy hacia lo más alto. En este sentido, me encuentro en desventaja con respecto al estilo de juego actual. He tenido que hacer muchos ajustes en mi carrera, pero estoy orgulloso de cómo los llevé a cabo porque me han permitido mantenerme elegante en mi estilo.
–¿Cree que esa forma de jugar que usted representa volverá a verse en el circuito profesional?
Me parece complicado. No veo que este deporte esté volviendo a lo que fue. Todos se mueven hoy muy bien, sacan con mucha potencia… Quizá pueda ser algo que ocurra dentro de 20 años, pero no lo veré hoy.
¿Empiezas a vislumbrar el final de mi carrera? 
La respuesta es no. Para mí todo continúa. Entiendo que tengo hijos y que son la prioridad en la vida, pero el tenis es algo que realmente disfruto. Además, a mi mujer le gusta viajar conmigo y a los niños tampoco les importa. Y creo que es bueno para su educación. Espero seguir en esto muchos años. Pero, bueno, ¿quién sabe lo que va a pasar en un año, en tres o en cinco? No puedo responder a eso. Me encantaría saber cuándo estaré retirado, pero es algo que vivo abiertamente y espero seguir jugando tanto tiempo como pueda. Todo depende de cómo te sientas física y mentalmente. Muchos acaban cansados de los viajes y del mero hecho de jugar. Entonces tienen la tentación de hacer otras cosas. Para mí lo más importante es mantenerme lo más exitoso posible en la pista y disfrutar mientras lo hago, y el esfuerzo de hacer y deshacer maletas me sigue mereciendo la pena. Si ese no es el caso, es mejor parar. Amo a este juego. Y amo ser exitoso. Hoy más que nunca puedo elegir los torneos en los que quiero participar. No me siento forzado a estar en competiciones a las que no quiero ir. Todo es más relajado. Y así es como quiero jugar, sin la sensación de tener que hacerlo.
Por ejemplo, durante la final del último Masters 1000 de Roma estaba paseando con mis niños en un bosque en Suiza. Alguien me dijo: ‘Ha ganado Djokovic’. Y contesté: ‘Pues vale’. No me provoca nada, ninguna sensación. Tampoco me estresa que gane uno u otro. Mientras compito en un torneo, veo todos los partidos. Estudio los rivales, el terreno de juego, el clima… Todos los elementos en liza. Pero cuando mi papel en un campeonato llega a su fin, apago el interruptor. Dejo de ver tenis. No me preocupo de quién llega a la final ni de quién acaba ganando”.
–¿Y quién quiere ser usted después del tenis?
–Un hombre de familia. Como lo soy ahora, pero disfrutando quizá de más momentos íntimos con ellos en Suiza. Y dedicando más tiempo a mi fundación, a cosas que no he podido hacer durante mis días de jugador profesional. La mayoría de las veces no puedo decidir si quiero largarme a esquiar o a un viaje sorpresa de fin de semana con mi mujer. O a pasar con ella una velada romántica. Quizá ese es el tipo de cosas que espero hacer cuando me retire.

3 comentarios:

  1. Anónimo28/7/14 7:25

    Cómo lo dije en el post anterior lástima que no esta´puesta toda porque el periodista describe al Dios del Tennis Humano..... hace una sinapsis con otro periodista donde habla de los "Momentos Federer"

    Sinceramente es impresionante la entrevista parecida cuando describen a Federer de Bailarín (escrito del 2011)

    Del Artículo.....

    Hay tres frases pluscuamperfectas en ese artículo de "EL CLÁSICO ETERNO"

    -Los disparos de Federer tan sublimes como para provocar al verlos "que se te quede la boca abierta y se te abran los ojos como platos y empieces a hacer ruidos que provocan que venga corriendo tu cónyuge desde la otra habitación para ver si estás bien". Es lo que Wallace catalogó como "momentos Federer",

    - El tenis se ha convertido más en un deporte de movimiento que de disparos y talento. Es más el trabajo que el talento lo que te lleva hoy hacia lo más alto.
    ________________________________________________________________
    En esa frase de Federer se deduce que es el epítome de lo que hoy en día es la mancha más grande que tiene el Tennis y es el dopaje......

    - 'Ha ganado Djokovic'. Y contesté: 'Pues vale'. No me provoca nada, ninguna sensación. Tampoco me estresa que gane uno u otro. Mientras compito en un torneo, veo todos los partidos. Estudio los rivales, el terreno de juego, el clima… Todos los elementos en liza. Pero cuando mi papel en un campeonato llega a su fin, apago el interruptor. Dejo de ver tenis. No me preocupo de quién llega a la final ni de quién acaba ganando". ///// Y acá algunos lo masacran por perder jajajajajajjaja

    - A veces los dioses del Olimpo también son humanos!!! Quino Petit.
    Federer es tan grande que pareciera mentira que estuviera en esté plano terrenal. Ese señor no merece ser humano, definitivamente y algunos imbéciles lo critican y hasta tienen la osadía de compararlo con otros tenistas, por Dios Federer nunca tendrá rival.......

    El León !!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo30/7/14 0:31

    Federer te amooo

    ResponderEliminar
  3. soranny ramirez r. desde colombia.2/8/14 18:56

    LO HEMOS DICHO HASTA EL CANSANCIO. FEDERER ES EL TENISTA MAS GRANDE QUE HA TENIDO EL MUNDO, NO COMPARADO CON NINGUN OTRO PORQUE SU TENIS ES INCOMPARABLE. OTRA COSA ES QUE LA ATP QUIERA METERNOS POR LOS OJOS A NADAL, CON FALOPA Y TODO. ROGER POR SIEMPRE.

    ResponderEliminar